No hubo acuerdo en la mediación del conflicto de la línea 60

0
20

Se realizó una audiencia en el Ministerio de Trabajo. Por ahora, el servicio continuará paralizado. El presidente de la empresa MONSA calificó la medida gremial de “arbitraria e injustificada”.

La audiencia entre choferes de la línea 60 y autoridades de la empresa MONSA concluyó hoy sin resultados, por lo que el Ministerio de Trabajo convocó a una nueva reunión de conciliación para el próximo martes, y continuará paralizado ese servicio de transporte que tiene más de 200 mil pasajeros diarios.

Según informaron voceros de MONSA, la empresa que gestiona la línea, no existe inseguridad en la prestación laboral, mientras los delegados de los choferes en conflicto ratificaron la continuidad del paro.

Tras la audiencia celebrada en el Ministerio de Trabajo las fuentes empresariales calificaron de “inexplicable” la decisión de la cartera laboral de no aplicar la conciliación obligatoria en el conflicto.

“Los funcionarios se olvidan de la función social del transporte y perjudican a los usuarios, por un reclamo sindical que no está comprobado fehacientemente”, señalaron fuentes de la empresa.

Los choferes cumplieron el segundo día de un paro por tiempo indeterminado en reclamo de mejores condiciones de seguridad para desempeñarse en su trabajo.

La linea 60 cuenta con más de 300 unidades que cubren 19 ramales y une la Capital Federal con Tigre y Escobar, que transporta a diario más de cien mil usuarios.

El presidente de MONSA, Marcelo Pasciuto, calificó la medida gremial de “arbitraria e injustificada”.

“Yo diría que este paro es una extorsión clara. Los delegados presionan para la reincorporación de diez despedidos, que fueron desplazados con justa causa”, señaló en declaraciones a la agencia NA.

Según el directivo, las razones que argumentan los delegados para llevar adelante la medida de fuerza “no tienen veracidad.

Inspectores del Ministerio de Trabajo estuvieron en nuestras terminales de Barracas e Ingeniero Maschwitz y no encontraron irregularidades”.

“Se trata de una extorsión para pedir la reincorporación de despedidos, y no una medida para reclamar más seguridad laboral”, se quejó el empresario.

Pasciuto reclamó que se levante el paro y pidió también disculpas a los pasajeros”, por el conflicto que por la decisión de la cartera laboral se extenderá hasta el martes próximo, cuando tenga lugar una nueva audiencia de conciliación.

Por su parte, uno de los delegados gremiales de esa compañía, Mario Molina, comentó que el paro obedece a que “corre riesgo la vida de los compañeros” por la falta de “mantenimiento de las unidades”.

“Desde el momento en que fallece nuestro compañero David Ramallo el 9 de setiembre pasado, en un accidente con un montacargas en el taller de Barracas, no se está haciendo el mantenimiento de las unidades”, indicó el sindicalista.

En declaraciones a la prensa, Molina enfatizó: “no se trata de un capricho de los trabajadores o de la UTA. Mientras discutimos seguridad para los compañeros, la empresa discute subsidios”.

FUENTE: 4semanas

¿Que opinas sobre esta nota?
  • Me interesa
  • Me Gusta
  • No me gusta
  • Me Indigna
  • Me da Igual
  • Me aburre
Compartir