En el peronismo piden unidad pero no le ponen fecha

0
16

Unidad fue la palabra más escuchada en las últimas horas en el peronismo bonaerense, pero también más allá de sus límites. Como horizonte posible. Como necesidad política. Y hasta como deseo. Pero sin establecer tiempos ni métodos posibles para lograrlo. La elección legislativa de octubre está próxima y sólo permite la disputa de votos (y de dirigentes) entre las fracciones de ese peronismo hoy dividido, que determinarán cómo quedan las correlaciones de fuerzas entre ellas y, llegado en caso, quién está en mejores condiciones para conducir esas partes y lograr el objetivo.

A la palabra unidad no le escapó ni a Cristina Kirchner, quien espera con optimismo el resultado del escrutinio final de las PASO. La expresidenta reprodujo ayer, en las redes sociales, una entrevista que Página 12 le realizó al intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, en la que el dirigente que forma parte del espacio Cumplir, de Florencio Randazzo se detuvo especialmenteen tres frases. “El peronismo tiene que reagruparse” para convocar a “un masivo voto opositor”, señaló en una de ellas. “Si gana Cambiemos, vamos a seguir sufriendo y va a seguir aumentando la angustia que se ve hoy en día”, fue la otra. Y por último, Cristina hizo foco en una declaración de Katopodis sobre la forma como se manejó el conteo provisorio. “Rechazo y me sumo a la denuncia sobre la intencionalidad con la que el Gobierno manejó el recuento del escrutinio”, reprodujo, a modo de guiño compartido. Por más que el intendente volvió a respaldar el fin de semana a Randazzo.

En Unidad Ciudadana consideran que una vía para aumentar caudal electoral con la vista en octubre es por la pelea del votante que en las primarias optó por Randazzo. Más próximo, si se quiere, al de Sergio Massa y 1País. Aunque menos masivo. Buscar el respaldo de dirigentes del sector (intendentes, sobre todo) preocupados por la situación adversa en sus territorios también se convirtió en un objetivo. Que desde el randazzismo tratan de resistir. Eduardo “Bali” Bucca, intendente de Bolívar y primer candidato a diputado nacional por Cumplir, se hizo oír ayer en ese sentido, sin mencionar a la expresidenta “para no personalizar la discusión”. Pero también se refirió a la unidad necesaria. En ese contexto, señaló que “pasado octubre, la oposición tiene que reflexionar y reestructurarse”, y remarcó que “el desafío es construir nuevamente una alternativa y una mayoría, no una minoría”. Y puso al peronismo en el centro de esa búsqueda.

Otro dirigente que habló de unidad posible, pero tiró la pelota para luego de las elecciones, fue Felipe Solá, primer candidato a diputado nacional por 1País. Consideró que “no es un tema para discutir de acá a octubre” y le apuntó especialmente a Cristina Kirchner cuando señaló a dirigentes que pusieron “un freno a cualquier posibilidad de uni
dad”. En este sentido, sostuvo que la ex mandataria “no es frentista” y “no concibe lo que es el frentismo”, con lo cual descartó cualquier confluencia hacia las legislativas del 22 de octubre.

Desde territorio extrabonaerense, quienes se situaron en esa sintonía fueron los gobernadores Juan Schiaretti, de Córdoba, y Juan Manuel Urtubey, de Salta. Uno desde una posición de derrota; otro, de victoria. Schiartti responsabilizó a Cristina de la derrota en su provincia, mientras que el salteño minimizó las posibilidades de la expresidenta de construir una alternativa opositora al gobierno de Cambiemos y conducir al peronismo tras el resultado de las PASO. Para Urtubey, el peronismo “requiere un tipo de liderazgo diferente” y “entender la necesidad de una construcción colectiva, porque la política argentina necesita un peronismo moderno y competitivo”. Y le recomendó a Randazzo no bajar su candidatura.

FUENTE: El Economista

¿Que opinas sobre esta nota?
  • Me interesa
  • Me Gusta
  • No me gusta
  • Me Indigna
  • Me da Igual
  • Me aburre
Compartir