El misterio de la maestra de Rosario que complica a la Policía

0
36

La docente murió dentro de una comisaria en Rosario en extrañas circunstancias. Foto: WebTres horas antes de morir algunos testigos aseguran que la vieron, unos la obsrvaron "descompuesta" y otros en estado de obnubilación, sin embargo, que María de los Ángeles Paris haya muerto dentro de una comisaria es todo un misterio. Hay muchas interrogantes respecto a este caso, la comisaría número 10, que fue donde murió la mujer, queda lejos de su casa y de las escuelas donde trabajaba, por lo cual qué hacía la docente allí sería la primera pregunta. Algunas versiones aseguraron que se acercó al lugar a realizar una denuncia por intento de robo. Cómo llegó hasta hí y qué pasó para que María de los Ángeles muriera ahí dentro y en situaciones extrañas, pues hasta ahora la policía no ha podido ni sabido explicada lo que ocurrió. "Existen lesiones profundas que no fueron advertidas en la primera autopsia, y que son características del accionar en las torturas de las fuerzas de seguridad", detalló una fuente del caso a Infobae., refiriéndose a que el primer análisis realizado al cadáver se habría hecho sin algunos protocolos. También se supo que Paris tendría lesiones internas en la zona de la espalda que fueron ocasionadas en vida, minutos antes de morir, y sólo pudieron haber sido generadas en el encierro de la comisaría 10. Familiares no creen: En un comunicado de prensa los familiares, Amsafe Rosario, la Catedra de Criminología UNR y la APDH valoraron como un logro de la lucha conjunta lo acontecido este mrtes y señalaron que “es importante recordar, que Erika Zalazar, hija de María de los Ángeles y querellante, denuncio penalmente a Lucas Kuverling, médico forense del Instituto Médico Legal, quien llevo adelante la primera autopsia”. cita el texto. Y sigue: “Se constató lesiones no evidenciadas en la primera necropsia, por falta de aplicación del Protocolo de Minnesota, demostrando cuanto menos, la impericia, negligencia e imprudencia de los profesionales actuantes de la primer medida de prueba. Se vislumbraron lesiones ocurridas en vida, en forma inmediata previas a su muerte, que contribuyeron con el desenlace fatal”. Y finalizando denunciaron que “dichas lesiones, se corresponden con las encontradas habitualmente en los casos de tortura por el accionar de las fuerzas de seguridad”. Pero esta causa, que solo lleva al misterio, también tiene los testimonios de quince civiles, quienes aseguran haber visto a la mujer de 45 años en un estado extraño. Personas que estaban en un velatorio frente a la comisaría, explicaron bajo juramento que María de los Angeles gritaba en la calle y corría de frente a los autos que pasaban por Darragueira al 1100, cuyos conductores debían maniobrar para no llevársela por delante. Por su parte, Erika Zalazar, hija de la víctima, cree en su madre y asegura que su muerte no se debió a un paro respitario como se dijo en la primera autposia: “Sé que (en la comisaría) la esposaron y que tiene muchos golpes porque vi las fotos, y yo como hija conozco a mi mamá como hija. Yo creo que la mataron dentro de la comisaría, no tengo dudas", afirmó.

En Rosario han marchado para exigir justicia por la muerte de la bibliotecaria. Foto: WebMédico Forense complicado: Una fuente judicial que lleva el caso explicó: "en esta reautopsia se confirmó que en la primera autopsia no se agotaron los medios de diagnóstico suficientes: tiene que ser completa, metódica, sistemática e ilustrativa. Se confirma que los especialistas de la primera por lo menos incumplieron con su responsabilidad, por impericia, por negligencia y por imprudencia", y agregó que "en virtud de tratarse de muerte en custodia tenían obligación de aplicar Protocolo de Minessota, que no fue aplicado. Se hizo un simulacro, lo cual es más grave". Debido a esta situación, el médico forense del Instituto Médico Legal de Rosario se complica respecto a la muerte de la docente y de por qué no realizó la auptopsia como debía. Lucas Kuverling, sería quien realizó el procedimiento médico y a raíz de este escenario, fue denunciado por irregularidades en su trabajo por los abogados de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Cátedra de Criminología de la Uiversidad Nacional de Rosario (UNR), que representan a la familia París en la causa. Un taxista también habló: A las 20.15 María de los Angeles se subió a un taxi frente a su compañera en Pueyrredón al 700. Se abre allí una ventana de tiempo donde se pierden sus actos hasta que a las 21 entra a la comisaría de Darragueira al 1100 con paso vacilante y se sienta en un banco contiguo a la guardia. Allí se acerca una empleada policial que habla con ella y le ofrece un vaso de agua. Bebió dos. Toda la secuencia está registrada por las cámaras internas de la seccional. La agente de guardia testimonia que no hace ninguna denuncia sino que sólo dice que le teme a las motos que están en la calle. Las imágenes muestran que la bibliotecaria se retira sola. Vuelve a ingresar y luego se marcha enfrente, hacia la Cochería Oeste, donde había un velatorio. El chofer del taxi que trasladó a María de los Ángeles habló, Aseguró que la pasajera culminó su viaje muy cerca de donde lo comenzó, en Santa Fe y Ricchieri. Por lo pronto, no hay datos certeros respecto de cómo llegó la docente a la comisaría 10, ubicada en calle Darragueira al 1100. Desde la Fiscalía aseguraron que el relato de la titular del taxi “es coincidente en la descripción del comportamiento (de desorientada y agitada) que presentaba Paris en referencia a otros testimonios ya tomados”. Suscríbete a nuestro canal de Telegram
FUENTE: Urgente24

¿Que opinas sobre esta nota?
  • Me interesa
  • Me Gusta
  • No me gusta
  • Me Indigna
  • Me da Igual
  • Me aburre
Compartir