Aguad dijo que “necesitamos ser muy competitivos” en la industria aeronáutica militar

0
11

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, ratificó el objetivo de trabajar en forma conjunta para que la Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (FAdeA) recupere su “esplendor” y logre producir unidades de tecnología moderna con precios competitivos para el mercado aeronáutico.

“Si queremos producir aviones militares de alta tecnología necesitamos ser muy competitivos y esto se logra entre todos”, remarcó Aguad al encabezar la ceremonia por el 90° aniversario de la fundación de la fábrica ubicada en la ciudad de Córdoba. Participaron también el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Horacio Chighizola; el presidente de FAdeA, Ercole Felippa, y los jefes de la Fuerza Aérea, brigadier general Enrique Amrein, y de la Armada, almirante Marcelo Srur.

Aguad advirtió que la Argentina “hace más de 70 años que abandonó el rumbo de aquellos pioneros que pensaron que nuestro país debía desarrollarse industrialmente”. “Somos hijos de ese tiempo perdido y estamos dispuestos, no sólo desde el Gobierno sino la mayoría de los argentinos, a no seguir perdiéndolo”, añadió en su mensaje pronunciado ante las autoridades de la planta, ingenieros y operarios.

“Si queremos producir aviones militares de alta tecnología necesitamos ser muy competitivos y esto se logra entre todos”, remarcó Aguad

Dijo que “la idea es que esta fábrica vuelva a tener el mismo esplendor que tuvo”, pero señaló que “no podemos seguir hipotecando a las generaciones que vienen”. En ese sentido, ejemplificó que para producir el Pampa, “que es un gran avión de entrenamiento avanzado, necesitamos capitales y los vamos a conseguir”. “Además, necesitamos un mercado para poder venderlos y ser competitivos en calidad y precio porque sino el sueño no se puede convertir en realidad”, subrayó.

El último año, FAdeA encaró proyectos relacionados con la provisión de piezas para modelos de alta prestación como CK 390, de la empresa brasileña Embraer y puso en aire al IA 100, el primer avión de material compuesto diseñado en la fábrica argentina. También modernizó en tiempo récord el avión Hércules TC-61 e inició la fabricación de tres nuevos aviones Pampa III, actualmente en pleno proceso de desarrollo.

Argentina “hace más de 70 años que abandonó el rumbo de aquellos pioneros que pensaron que nuestro país debía desarrollarse industrialmente”, dijo

A su vez, se incentivaron otras unidades de negocio, como la de Servicios, Ingeniería y Mantenimiento, donde se remotorizarán cinco aviones Pampa II, se repararán tres Fokker F-28 y tres Pampa II, y se modernizarán tres Hércules C-130 y un P-3 Orion, entre otros proyectos.

FAdeA fue fundada en 1927 y tras desarrollar aviones bajo licencias europeas, cuatro años después diseñó y construyó el Ae C1, el primero de concepción argentina, cuyo buen funcionamiento desencadenó una familia de productos aeronáuticos nacionales.

El Pulqui I y II (1947 y 1950, respectivamente), el Pucará (fines de 1960) y los IA63 Pampa (1984) fueron los principales hitos de la fábrica que ocupa 250.000 metros cuadrados cubiertos en un predio de 200 hectáreas.

FUENTE: El Economista

¿Que opinas sobre esta nota?
  • Me interesa
  • Me Gusta
  • No me gusta
  • Me Indigna
  • Me da Igual
  • Me aburre
Compartir