Gils Carbó, la prioridad del 23

0
14

La procuradora general, Alejandra Gils Carbó. "Cristina Kirchner demostró en estos días que está mucho más preocupada por el día después de las elecciones que por los comicios mismos". Así comenzó ayer Claudio Jacquelin su artículo del diario 'La Nación' donde se refiere a las causas judiciales que enfrenta la exmandataria. Sin embargo, no es la única que teme por lo que ocurrirá el día 23. Su aliada, Alejandra Gils Carbó, en la Procuración General de la Nación, sabe que será una de las prioridades de Mauricio Macri entonces. Retomarán su embestida contra la procuradora, a quien el presidente acusa de ejercer una tarea "militante kirchnerista", al dar impulso al proyecto que reforma el Ministerio Público Fiscal y, entre otras modificaciones, acorta un mandato que hoy es vitalicio. "Acusada de fraude contra la administración pública, abuso de autoridad, coimas, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública", insistió el diario 'Clarín' la semana pasada al avisar que "está al caer el procesamiento de la procuradora general Alejandra Gils Carbó". "Sería el principio del fin de la parábola de la Procuradora, quien hace cinco años asumió el cargo, le fueron dados plenos poderes durante la gestión de Cristina y terminó armando y comandando el aguerrido equipo de defensa y demora judicial, cuya misión es proteger a la ex Presidenta fuera del poder y hostilizar al gobierno de Macri". Con un Congreso donde el oficialismo tendría mayor peso político, y abierto el camino hacia su juicio político, la preocupación de la funcionaria es mayor. Y si bien en el Gobierno estiman que la remoción de la procuradora llegue a más tardar entre marzo y abril próximo, ella se muestra poco dispuesta a renunciar. Mientras 'Clarín' hace circular nombres de posibles postulantes a ocupar su cargo como el de Alberto García Lema, jurista del peronismo de larga trayectoria, procurador del Tesoro en los años ’90 y una de las piezas clave en la reforma constitucional de 1994. El senador "Miguel Pichetto ya argumentó a favor de García Lema ante Macri, cuando un primer intento bipartito de desplazar a Gils Carbó fracasó por la exigencia de Lilita Carrió de apegarse a los procedimientos de remoción que indica la ley vigente", escribió Julio Blanck. Claro que todas estas versiones recién podrían ir descubriéndose reales o no luego de que el juez Ercolini concrete el procesamiento. Se habla incluso de que busquen una salida "elegante" para Gils Carbó, y dejar de esa manera un puente abierto para negociar todo con el peronismo. El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, insistió también hace poco en que la procuradora general de la Nación "debería pedir licencia" mientras "un fiscal que depende de ella" la investiga por la compra de una sede para la Procuración que habría derivado en coimas para un funcionario bajo su órbita. "Sometida a un proceso, con un fiscal que depende de ella investigando, debería pedir licencia. La situación institucionalmente es muy delicada, no recuerdo otro procurador llamado a indagatoria", afirmó Garavano en declaraciones a radio Continental. Y subrayó que el gobierno no ha cambiado su opinión sobre la procuradora y sigue exigiendo su alejamiento del cargo: "Hemos pedido que de un paso al costado y nos mantenemos en esta posición". "Cristina Kirchner demostró en estos días que está mucho más preocupada por el día después de las elecciones que por los comicios mismos". Así comenzó ayer Claudio Jacquelin su artículo del diario 'La Nación' donde se refiere a las causas judiciales que enfrenta la exmandataria. Sin embargo, no es la única que teme por lo que ocurrirá el día 23. Su aliada, Alejandra Gils Carbó, en la Procuración General de la Nación, sabe que será una de las prioridades de Mauricio Macri entonces. Retomarán su embestida contra la procuradora, a quien el presidente acusa de ejercer una tarea "militante kirchnerista", al dar impulso al proyecto que reforma el Ministerio Público Fiscal y, entre otras modificaciones, acorta un mandato que hoy es vitalicio. "Acusada de fraude contra la administración pública, abuso de autoridad, coimas, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública", insistió el diario 'Clarín' la semana pasada al avisar que "está al caer el procesamiento de la procuradora general Alejandra Gils Carbó". "Sería el principio del fin de la parábola de la Procuradora, quien hace cinco años asumió el cargo, le fueron dados plenos poderes durante la gestión de Cristina y terminó armando y comandando el aguerrido equipo de defensa y demora judicial, cuya misión es proteger a la ex Presidenta fuera del poder y hostilizar al gobierno de Macri". Con un Congreso donde el oficialismo tendría mayor peso político, y abierto el camino hacia su juicio político, la preocupación de la funcionaria es mayor. Y si bien en el Gobierno estiman que la remoción de la procuradora llegue a más tardar entre marzo y abril próximo, ella se muestra poco dispuesta a renunciar. Mientras 'Clarín' hace circular nombres de posibles postulantes a ocupar su cargo como el de Alberto García Lema, jurista del peronismo de larga trayectoria, procurador del Tesoro en los años ’90 y una de las piezas clave en la reforma constitucional de 1994. El senador "Miguel Pichetto ya argumentó a favor de García Lema ante Macri, cuando un primer intento bipartito de desplazar a Gils Carbó fracasó por la exigencia de Lilita Carrió de apegarse a los procedimientos de remoción que indica la ley vigente", escribió Julio Blanck. Claro que todas estas versiones recién podrían ir descubriéndose reales o no luego de que el juez Ercolini concrete el procesamiento. Se habla incluso de que busquen una salida "elegante" para Gils Carbó, y dejar de esa manera un puente abierto para negociar todo con el peronismo. El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, insistió también hace poco en que la procuradora general de la Nación "debería pedir licencia" mientras "un fiscal que depende de ella" la investiga por la compra de una sede para la Procuración que habría derivado en coimas para un funcionario bajo su órbita. "Sometida a un proceso, con un fiscal que depende de ella investigando, debería pedir licencia. La situación institucionalmente es muy delicada, no recuerdo otro procurador llamado a indagatoria", afirmó Garavano en declaraciones a radio Continental. Y subrayó que el gobierno no ha cambiado su opinión sobre la procuradora y sigue exigiendo su alejamiento del cargo: "Hemos pedido que de un paso al costado y nos mantenemos en esta posición". Suscríbete a nuestro canal de Telegram
FUENTE: Urgente24

¿Que opinas sobre esta nota?
  • Me interesa
  • Me Gusta
  • No me gusta
  • Me Indigna
  • Me da Igual
  • Me aburre
Compartir