Los militares birmanos se auto exculpan de la violencia contra los rohingya

0
16

Internacional

ASIA

Los militares birmanos se auto exculpan de la violencia contra los rohingya

La prensa oficial de Birmania difundió hoy un informe del ejército en el que se auto exculpa de la campaña de limpieza étnica de la que ha sido acusado por Naciones Unidas y que ha provocado la huida de más de 600.000 rohingya a Bangladesh.

El diario Global New Light publicó el texto de la supuesta indagatoria que concluía que "los soldados no han sido responsables de violencia sexual ni han matado a civiles".

Tampoco arrestaron a nadie, ni golpearon, ni amenazaron a los civiles o quemaron sus viviendas, asevera el escrito oficial que básicamente es una sucesión de negaciones sobre los señalamientos que han realizado cientos de miles de víctimas.

Una alto cargo de Naciones Unidas, Pramila Patten, representante especial del secretario general y encargada de investigar la violencia sexual en el conflicto, explicó este domingo en Dacca que pensaba poner en conocimiento del Tribunal Internacional de la Haya los múltiples testimonios que ha recabado que indican que los militares llevaron a cabo violaciones masivas en su arremetida contra los rohingya que podrían constituir "crímenes de lesa humanidad".

"Escuché relatos horribles sobre violaciones y violaciones en grupo, numerosas mujeres y niñas murieron después de ser violadas. Era un esquema de atrocidades a gran escala.. ordenada, orquestada y cometida por las fuerzas armadas de Birmania", precisó.

Frente a esta contundente acusación, los uniformados se aferraron a la negativa y dijeron que sólo en una ocasión dispararon "a las piernas" y con armas ligeras (pistolas) en un incidente en el que fueron acosados por una multitud que atacó sus posiciones a finales de agosto. Desde esa fecha, los militares han recuperado los cadáveres de 376 "terroristas" y han arrestado a otros 114 integrantes del movimiento insurgente Arsa.

El matutino oficialista aseguró que la investigación había contado con los testimonios de 2.800 residentes de los poblados de Rakhine, el estado birmano afectado por la ofensiva.

Todo el documento evita utilizar el término rohingya y se refiere a las víctimas como bengalíes, indicando que la destrucción de las aldeas de esta minoría fue obra de los milicianos del Arsa.

Varias ONGs como Amnistía Internacional (AI) han desestimado dichas conclusiones que esta última agrupación tachó de mero "encubrimiento" de los crímenes cometidos por los uniformados.

"Han dejado claro que no tienen la intención de garantizar la rendición de cuentas", añadió AI.

La única decisión sorpresiva del ejército fue reemplazar sin explicar razón alguna al general Maung Maung Soe, responsable de Rakhine, que pasó directamente a la reserva.

El anuncio del ejército birmano se produjo tan sólo horas antes de que llegara a Birmania el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, que tiene previsto entrevistarse con el hombre fuerte del país, el general Min Aung Hlaing, y la dirigente política a cargo del gobierno, Aung San Suu Kyi.

Según un portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Tillerson pretende exigir a Naipytao que cese la violencia contra la minoría musulmana y permita el regreso de los huidos.

Sin embargo, varios asesores de la Premio Nobel han advertido a los embajadores occidentales acreditados en la nación asiática que si continúa la presión de EEUU y Europa, Birmania volverá a acercarse a la órbita de China, retomando los estrechos vínculos que mantenían los dos estados durante los años de la dictadura.

"Estamos acostumbrados a la presión. Primeros fueron los militares y ahora es Occidente", declaró Win Htein, un asistente muy cercano a Suu Kyi, citado por el diario norteamericano The Wall Street Journal. Ese mismo periódico añadió que Htein alertó que el nuevo giro político de Birmania -que se había distanciado de Pekín a la par que se relajaban las sanciones internacionales- será "inevitable" si Occidente mantiene su actitud.

Washington está estudiando recuperar algunas de las sanciones que mantuvo durante año contra significados miembros del estamento militar, una medida a la que se opone Suu Kyi, convertida ahora en una encendida defensora del mismo ejército al que acusó de incontables violaciones de los derechos humanos.

U Zaw Htay, un alto cargo del gobierno que dirige Suu Kyi, indicó a la publicación The Irrawady, que esa acción podría poner en peligro el proceso de paz en el que se encuentra inmersa la nación -un diálogo que lleva empantanado desde hace meses- y que podría perjudicar "a los más vulnerables".

Volver a la noticia 'Los militares birmanos se auto exculpan de la violencia contra los rohingya'

FUENTE: El Mundo

¿Que opinas sobre esta nota?
  • Me interesa
  • Me Gusta
  • No me gusta
  • Me Indigna
  • Me da Igual
  • Me aburre
Compartir