Marc se queda corto y los Bucks, tres de tres con Bledsoe

0
14

Los Grizzlies vuelven a casa después de una gira de cinco partidos de la que salen 2-3 y en un balance total de 7-6. Después de perder en Houston sin mucho que alegar, dieron batalla en Milwaukee ante unos Bucks que sumaron (110-103) un triunfo muy importante para un equipo cuyo principal problema esta temporada ha sido encontrar respuestas cuando las cosas se han puesto difíciles. Y defender, porque el que debería ser uno de los puntos fuertes del equipo de Jason Kidd no lo está siendo. Pero ante los Grizzlies la defensa apareció a tiempo y puso los cimientos de una segunda parte en la que los de Wisconsin fueron mejores. Los Grizzlies no echarán de menos ese Bradley Center que se despide esta temporada: cuatro derrotas en las cuatro últimas visitas.

Eric Bledsoe ha ganado los tres partidos que ha jugado con la camiseta de los Bucks. Y promedia 16,3 puntos, 4,3 asistencias y 4,3 rebotes. Con buenas sensaciones, impresión de que encaja y un gran esfuerzo en este partido que jugó con problemas de rodilla: 15+4+7. Giannis Antetokounmpo terminó en 27 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, números de mucho mérito porque la defensa de los Grizzlies le hizo sudar cada canasta: James Ennis, Jarrell Martin, Chandler Parsons. Dillon Brooks… Fizdale optó por lanzar múltiples defensores contra el griego, que al final hizo, de un modo u otro, números de aspirante al MVP. Pero la clave estuvo en una defensa, que conectó al equipo después del descanso con jugadores como DeAndre Liggins apareciendo por todas partes y John Henson sacando puntos debajo del aro (17+8, 8/10 en tiros). Los Bucks secaron a la primera unidad de los Grizzlies y solo tuvieron que contener las cargas de Chalmers, hasta que cometió la sexta falta, y un Tyreke Evans encendido: 14 puntos en el último cuarto que evitaron un triunfo todavía más cómodo de los locales.

Los Grizzlies lo tienen crudo si entre Mike Conley y Marc Gasol firman un 8/26 en tiros. El base (2/12) no jugó nunca cómodo y Marc fue, como su equipo, de más a menos: 16 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias. El equipo de Tennessee fue peor cuando el partido se asentó en una batalla más de trincheras después de un primer tiempo de fuegos artificiales: 6/6 de los Bucks en triples en el primer cuarto, once canastas en los doce primeros tiros de los Grizzlies en el segundo (hasta un 51-61). Ahora los Bucks reciben (mañana) a los Pistons en un interesantísimo duelo de outsiders del Este y los Grizzlies vuelven, por fin, a casa para enfrentarse, el jueves, a Indiana Pacers.

FUENTE: As

¿Que opinas sobre esta nota?
  • Me interesa
  • Me Gusta
  • No me gusta
  • Me Indigna
  • Me da Igual
  • Me aburre
Compartir