CABA: el PRO negocia la reforma electoral y acuerdo con Lousteau

0
13

En octubre de 2017, el oficialismo porteño ganó las elecciones ampliamente. Ese triunfo le permitió al PRO alcanzar la mayoría en la Legislatura de la CABA con el bloque Vamos Juntos, que ostenta 34 bancas sobre un total de 60. Pese a ese cómodo escenario, necesita respaldo de seis escaños más para llegar a los dos tercios (40) y poder aprobar la reforma electoral que ya se discute en la comisión de Asuntos Constitucionales y que modificaría la forma en la que votan los porteños.

La reforma propone dotar a la ciudad de un código electoral propio que le permitiría al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, decidir si la elección local se realiza o no el mismo día que la elección nacional. Hoy, por norma, debe ser en fechas distintas.

Rodríguez Larreta imagina dos escenarios posibles para 2019. En primer lugar, unificar las fechas para potenciar la boleta presidencial con los votos porteños. Es la táctica que imaginan para todas las administraciones oficialistas. La segunda opción podría ser desdoblar el calendario electoral para hacer coincidir los comicios de la CABA con el de alguna provincia que anticipen la elección. De esa manera, si el peronismo logra triunfos en diversos distritos, un resultado favorable para el PRO en la ciudad capital lograría aminorar el impacto de esas derrotas.

Con la aprobación de la reforma, Rodríguez Larreta podrá contar con ambas cartas para acomodarse al escenario que le sea políticamente más conveniente. La otra propuesta que incluye la reforma de Vamos Juntos es la implementación de la Boleta Unica Electrónica (BUE), sistema que ya se utilizó en 2015. Este punto genera rechazos tras aquella experiencia y no sería fácil de implementar sí la elección porteña coincide con la nacional. El bloque Suma + que representa al espacio de Martín Lousteau y al radicalismo de la ciudad, propone la boleta unica de papel, similar a la que se utiliza en Santa Fe. También presentó un proyecto para que la ciudad tenga su código electoral pero en el que establece el desdoblamiento de las fechas electorales, para que la discusión local no se mezcle con la nacional.

Otro tema clave respecto a estrategias electoral y que incidirá en la discusión por la reforma electoral, es qué sucederá con Cambiemos. La CABA fue el único distrito en el que no estuvo conformado Cambiemos, por la falta de acuerdo entre el PRO y la UCR, que orgánicamente respaldó la candidatura de Martín Lousteau. Las conversaciones ya se iniciaron para revertir la situación y lograr que en 2019 la alianza nacional se vea reflejada en la ciudad.

Según pudo averiguar este diario, hoy habrá un almuerzo clave. Los comensales representarán al PRO, la Coalición Cívica y al radicalismo. “Proponemos lo mismo que el año pasado, que se conforme Cambiemos con posibilidad de competencia; el poder debatir matices y diferencias”, le dijo a este diario el radical Juan Nosiglia, legislador del bloque Suma+. “Si el PRO modifica su forma de pensar estaremos dispuestos a conversar en la medida que se den estas condiciones”, agregó el aliado de Lousteau, pero remarcó que “es un proceso que no se da de un día para el otro”.

En el oficialismo sostienen que la alianza tiene que adoptarse a las estrategias que se definan a nivel nacional. En ese sentido argumentan que, si en Casa Rosada de decide evitar las PASO en los distritos, se debe cumplir con esa regla, tal como sucedió en 2017 con la excepción de unos pocos casos.

FUENTE: El Economista

¿Que opinas sobre esta nota?
  • Me interesa
  • Me Gusta
  • No me gusta
  • Me Indigna
  • Me da Igual
  • Me aburre