Amplio respaldo a la propuesta de Brasil de crear un impuesto a las grandes fortunas globales

Fecha:

La iniciativa brasileña ya cuenta con el visto bueno de distintos países y organizaciones de la región, además de Francia, Alemania, España y Sudáfrica.

En su afán por la lucha contra la desigualdad, el gobierno de Brasil -que presidirá este año el G20- trabaja para conseguir que las mayores economías del mundo se pongan de acuerdo para que los más ricos paguen más impuestos.

En ese camino, la iniciativa ya consiguió el apoyo de Francia, Alemania, España, Sudáfrica Y diferentes países de la región de América Latina y el Caribe junto a organizaciones de la sociedad civil.

«La agenda impulsada en esos ámbitos es una demanda histórica del movimiento por la justicia fiscal», señalaron en un comunicado del Consejo Consultivo de la sociedad civil de la Plataforma Tributaria de América Latina y el Caribe (PTLAC).

La Plataforma fue creada por el impulso de Brasil, Chile y Colombia y, a su vez, acompañada por otros quince países de la región, entre ellos Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

En tanto, su Consejo Consultivo está compuesto por diez organizaciones y redes, regionales e internacionales: la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd), Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe, Foro Pan-Amazónico (Fospa), Red Género y Comercio, Internacional de Servicios Públicos (ISP), Iniciativa Principios de Derechos Humanos en la Política Fiscal, Tax Justice Network (TJN), Independent Commission for the Reform of International Corporate Taxation (ICRICT), Oxfam y Global Initiative for Economic, Social and Cultural Rights (GI-ESCR).

Llevan consigo el mandato de alinear posiciones para avanzar hacia una tributación global justa «que permita a los gobiernos de América Latina y el Caribe obtener los recursos necesarios para impulsar el crecimiento, combatir la desigualdad y luchar contra el cambio climático».

Con esa misma intención, llevaron a cabo una reunión ministerial del Seminario de Política Fiscal de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Los países de la Plataforma firmaron este lunes en Santiago de Chile una declaración de respaldo al proceso para promover la tributación a las personas más ricas del planeta.

Allí, celebraron el compromiso de los países de la región por «avanzar hacia un sistema tributario internacional progresivo que contenga entre sus ejes a la tributación de los superricos», indicaron.

«Las organizaciones de la sociedad civil confían que el impulso dado en el Seminario Regional de la CEPAL promueva los debates nacionales sobre los impuestos a las grandes fortunas. Asimismo, enfatizaron la relevancia de que la discusión internacional sea abordada en el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y no la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La hoja de ruta de propuesta de Brasil en el G-20 fue encomendada al economista Gabriel Zucman; que, durante su intervención en las sesiones del seminario, se refirió a la viabilidad técnica de implementar un impuesto global mínimo a la renta de los individuos más ricos del mundo de al menos 2% de sus riquezas.

«En ese sentido, las autoridades de la CEPAL enfatizaron que una trayectoria sostenible del gasto fiscal se logra aumentando los ingresos antes que recortando gastos y enfatizaron que iniciativas como el impuesto a los superricos son centrales para expandir los ingresos públicos», destacaron.

«Las organizaciones de la sociedad civil consideramos que, desde América Latina y el Caribe, es importante que se pueda seguir el debate de una tributación mínima a la renta de los súper ricos, sumando desde una perspectiva regional: la tributación al patrimonio y a la riqueza, la ampliación de los derechos de tributación, y el destino del monto recaudado a fondos que financien demandas globales, como el fondo de pérdidas y daños por el cambio climático. Para eso, es fundamental avanzar con una agenda de transparencia y cooperación fiscal de nivel regional, en el cual la PTLAC debe asumir un rol imprescindible, junto al proceso de la Convención Tributaria en la ONU», afirmó el Consejo Consultivo Permanente de la Sociedad Civil en la PTLAC.

Gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Amazon pagan impuestos durante años en jurisdicciones e islas con tasas impositivas muy bajas donde, además, radican sus sedes financieras, y no en los lugares donde venden y producen.

De hecho, la Plataforma apunta a una «tributación global incluyente, sostenible y equitativa», desde donde impulsan un diálogo para desarrollar políticas fiscales internacionales y regionales más inclusivas.

De acuerdo con un informe del Banco Interamericano de Desarrollo, para 2020 el 10% de las personas con mayores ingresos en la región ganaba 22 veces más que el 10% más pobre. El 1% más rico, a su vez, acapara el 21% total de los ingresos.

 

 

Fuente: Conclusión

Compartir:

Suscribirse

spot_imgspot_img

Popular

Más como esto
Relacionado