COMENZÓ EL JUICIO POR LA MUERTE DEL BOXEADOR ROLANDO BAZÁN

Fecha:

En 2016 Bazán fue detenido por una contravención y alojado en la Comisaría 3°. El hombre falleció en el lugar y según la investigación, tenía marcas en el cuello compatibles con un suicidio. Hay una única persona imputada por homicidio culposo.

Este lunes se inició el juicio por la muerte de Rolando Bazán, el boxeador que en 2016 falleció mientras se encontraba arrestado en la Comisaría 3°.

Leonardo Corzo, abogado de la familia de Bazán habló con Riojavirtual Radio sobre esta causa que ya fue elevada a juicio.

«Hoy (por el lunes) comenzó la primera audiencia de debate del juicio. El hecho sucedió en julio del año 2016, Rolando Bazán fue arrestado por una supuesta contravención en la vía pública y lo llevaron a la Comisaría 3°. En ese momento la Comisaría 3° no tenía personal policial disponible porque estaban en tareas de procedimiento en la calle. Por eso la oficial Cinthia Gaitán que estaba a cargo, solicitó colaboración a la Comisaría 6°. Entonces personal de la Comisaría 6 arrestó a Bazán y lo llevó a la Comisaría 3°», describió el hecho el abogado.

Luego, Corzo agregó que cuando los efectivos de la Comisaría 6° se retiran de la Comisaría 3° tras llevar a Bazán, «Gaitán ordenó que a Bazán lo precintaran y lo introdujeran en la celda de la comisaría». «En la autopsia los peritos aseguraron que las marcas que Bazán tenía en el cuello coincidían con un caso de suicidio, pero el Juez de instrucción N° 3 dictó un auto de procesamiento por homicidio culposo contra la oficial Gaitán porque sostuvo que la muerte pudo haberse evitado si ella no lo alojaba allí ya que, por decreto provincial, estaba prohibido alojar detenidos contravencionales en los calabozos y por eso la procesó a Gaitán», repasó el letrado.

Corzo subrayó además que Gaitán fue procesada por homicidio culposo ya que el juez consideró que la oficial «fue negligente en su actuación» y destacó también que esa oficial es la única acusada. «Se la procesó por no ejercer una debida custodia de la persona detenida en el calabozo», remarcó.

A su vez, el abogado precisó que en esta causa «el Juzgado no encontró elementos para decir que a Bazán lo habían ahorcado (otras personas)». «En la reconstrucción del hecho nosotros pedíamos que se revisara la forma del ahorcamiento. Bazán tenía un buzo con elástico y con ese buzo se habría quitado la vida. La altura de los barrotes del calabozo es de un 1.65 y Bazán medía 1.70, tendría que haber flexionado las rodillas para poder ahorcarse ya que con solo pararse no se hubiera podido ahorcar. Además, Bazán se tendría que haber quitado uno de los precintos sin romperse y hacerlo solo, todo muy raro, muy ilógico la forma en la que ocurrieron los hechos», completó.

 

 

Fuente: Rioja Virtual

Compartir:

Suscribirse

spot_imgspot_img

Popular

Más como esto
Relacionado