La moratoria impositiva provincial ofrece descuentos del 50% con pago al contado

Fecha:

El régimen ofrece importantes beneficios para regularizar deudas tributarias y no tributarias contraídas con el Estado por diferentes servicios, planes de vivienda, préstamos o multas. Se agrega un capítulo especial por incumplimientos catastrales.

El Gobierno provincial tiene en marcha un régimen de regularización y sinceramiento para ponerse al día con las obligaciones tributarias y regularizar deudas con el Estado en diversos conceptos. Se trata de para ponerse al corriente, como la reducción del 50% de la deuda con la cancelación al contado, hasta el límite del capital.

El régimen ofrece la posibilidad de pagar todo tipo de deudas con el Estado que hayan sido generadas hasta el 31 de diciembre de 2023. Una condición para sumarse es estar al día con los tributos del año en curso.

Otra ventaja importante es que la tasa mensual de los intereses por mora tendrá un descuento del 50%. Y también está la posibilidad de cancelar la deuda en cuotas. Con financiaciones, hay reducción de intereses: en 6 cuotas la rebaja es del 80%, mientras que hasta 18 cuotas la disminución es del 60%. En tanto en más de 18 cuotas y hasta 40 se descuenta el 30%.

Con la moratoria se pueden saldar deudas por impuestos sobre los Ingresos Brutos, Inmobiliario, Sellos, Automotores, Acoplados y Motocicletas. También saldos pendientes de planes de pago suscriptos con anterioridad.

En lo que refiere a obligaciones no tributarias se pueden pagar tasas administrativas de Registro de Marcas y Señales y Expedición de Guías de Ganado y Frutos del País. Además, canon de uso y consumo de agua, multas aplicadas por organismos del Gobierno provincial, cuotas de viviendas construidas por el Estado, cuotas de préstamos otorgados por la Provincia y demás organismos estatales.

Como parte de la moratoria se sumó la declaración catastral de mejoras o ampliaciones realizadas en viviendas. Quienes se adhieran al régimen tienen la posibilidad de la condonación de los impuestos adeudados hasta el 31 de diciembre. Esto implica un muy buen beneficio porque permite sincerar y consolidar la propiedad registralmente y regularizar la situación.

El propietario que se sume voluntariamente y declare la ampliación realizada tendrá un costo de $400 por metro cuadrado cubierto y $200 por metro cuadrado semicubierto. La persona abonará según la declaración que realice en un formulario y esto va a implicar la cancelación de la deuda por los últimos cinco años. La mejora declarada va a impactar recién en el impuesto inmobiliario del año siguiente.

Quienes tienen clave fiscal pueden hacer el trámite totalmente online. Igualmente, quienes no tengan clave fiscal se pueden acercar a las oficinas de la Dirección Provincial de Ingresos Públicos para recibir la orientación que sea necesaria.

Fuente: ANSL – Agencia San Luis

Compartir:

Suscribirse

spot_imgspot_img

Popular

Más como esto
Relacionado